miércoles, 23 de noviembre de 2011

El muñeco - Daphne du Maurier



Siempre he tenido asociados la literatura y el cine con Daphne du Maurier. Será porque mi primer contacto con esta magnifica escritora, fue a través de uno de mis directores de cine favoritos, ese genio que es Alfred Hitchcock. Hitchcoock y Du Maurier están en mi asociados a tres películas: Rebeca, Los pájaros y Jamaica Inn.  Es Rebeca la que mas huella me ha dejado, sin duda una de mis películas primero y novelas después, favoritas.No se cuantas veces he visto a  la frágil y perdida Joan Fontaine luchar con  la presencia omnívora de Rebeca,  acosada por la inquietante señora Danvers,  o soñando con el frío y apasionado señor De Winter.  


Pero pese a que la combinación de la elegante escritora inglesa y el  perverso y obeso director  de cine con pasión por las rubias frías y hermosas,   ( la misma escritora podría encarnar a una de las heroínas de sus películas),  es una combinación tan brillante,  Daphne du Maurier   no  puede resumirse en estas historias.



Fábulas de Albión, nos ha regalado un libro de relatos de juventud, ¡¡Y que libro!!.

El muñeco inicia la colección dedicada a " revelar las esquinas ocultas, desconocidas y oscuras de la literatura anglosajona" según declara el manifiesto de la nueva linea editorial de  Nevsky Prospects.
La edición tiene  un prólogo de Pilar Adón,  y la traducción es de Marian Womack. Viene precedido por una presentación de la autora de Miguel Cané.

Son 13 cuentos, más la indispensable introducción. Escritos que pertenecen a la primera obra de la autora para publicaciones ilustradas, alguno de ellos perdidos durante mucho tiempo, relatos pues novedosos y poco divulgados, para el lector contemporáneo. The doll escrito en 1928 era apenas conocido por referencias, y por fin recuperado para la edición  inglesa  por  Ann Wilmore admiradora de la escritora. Ann,  una librera de Fowey, pueblecito de Cornualles  lo descubrió en una colección de 1937 de historias rechazadas de varios autores, pero como nos describe Pilar Adón en la introducción no fue el único, también localizó  Viento del este, El Valle Feliz, Y sus cartas se volvieron más frías, y La lapa.  La recuperación de estos textos tan poco conocidos, en la amplia y popular produción de relatos cortos de la autora, hace que adquiera la categoria de novedad editorial esta pequeña joya.

El relato que da nombre a la colección, resulta perturbador,  y debió de serlo mucho más en el momento en el que fue concebido por una jovencísima escritora de 20 años.  Una pasión oscura  en un triángulo  extraño que nos deja una sensación  inquietante, cercana a la locura.

Pero El muñeco si bien es la novedad, mas  esperada,  por desconocido, y por la noticia que supuso hace unos meses su localización, es solo un cuento más.  La selección entera es realmente brillante. Lo primero que llama la atención en estos relatos es la madurez,  como nos transmite la visión de una sociedad  hipócrita, llena de convencionalismos, egoista y  encerrada en si misma, la incomunicación de la pareja, las falsas apariencias.  La mayoría de las protagonistas son mujeres y los hombres que aparecen tienen un punto de narcisismo femenino. Los personajes desfilan  dibujados con el trazo seguro y firme de  una creacion solida y madura:  el buen   religioso  de imagen cuidada y estudiada, que pone delante su  voluntad de medrar por encima de la conciencia moral, en la que ni siquiera piensa.  El seductor  que solo tiene como meta, el engaño de la candidez,  la perversion de la ingenuidad. La mujer insatisfecha que vive en una suerte de Arcadia feliz y que despierta a la pasión y al desastre con la invasión del hombre  "civilizados".  Parejas separadas por la incomunicación y  el derribo del telón de las apariencias.  Mujeres de mala vida, mujeres de alta sociedad, gigolos,  hombres egoístas hasta el en el amor. ...

Toda una galería de seres solitarios y melancólicos, que están destinados a fracasar. Dramas cotidianos magistralmente dibujados con la prosa justa, con el tono irónico de la mirada desencantada de quien  nada le sorprende y que esta hastiada de la sociedad convencional.  Pinceladas sueltas para dibujar atmósferas afixiantes. No son cuentos de terror, aunque en alguno de ellos se deslice lo sutilmente sobrenatural,  son miedos al fracaso, a la fatalidad. Son jugarretas del destino,  lo que hace de estas historias relatos inquietantes, porque en su cotidianidad podríamos ser nosotros los protagonistas o la fatalidad quien dirigiera nuestros pasos.


Simplemente un lujo.




lunes, 21 de noviembre de 2011

Uno que sea un placer culposo: Clive Cusler, o Clusler o Cussler o como se diga.


Cada vez  soy mas selectiva con lo que leo,  si añadimos  a ello la cantidad de libros  que dejo a medias, la verdad es pocos libros  tienen  conmigo oportunidad de llegarme del todo, (es que soy mujer de pasiones poco turbulentas), pero... de vez en cuando me apetece la pura  bazofia literaria. Soy así,  ¿ qué le voy a hacer?. No me conformo con las medias tintas, no,  ¡¡¡tiene que ser malo de verdad!!! de esos que página tras página, línea tras línea, tiene que tener  todos los clichés del mundo, todas los tópicos,  las exageraciones mas  exageradas, en lo que a personajes, acción,   tramas,  sexo,  aventuras...se refieren,  si no, no vale. 




Así que para mi es ideal Clive Cussler. La verdad es que no recuerdo más que vagamente alguno de los argumentos y suelo equivocarme al escribir su nombre.  Puedo leer el mismo libro  cuatro veces y sonarme a nuevo o  leer uno nuevo  y pensar que ya lo he leído, ¿que más da?, a mi nunca me han importado los spoilers y tengo en estos casos la memoria frágil. Creo que voy olvidando la trama a la misma velocidad que la leo. Pero me relaja, me lo ventilo de sentada en sentada, me rió. Me imagino a  sus protagonistas como una mezcla entre Torrente y Rambo con el físico de  Georges Clooney, ( me gusta su faceta de actor de comedia),  a las chicas sexis como un clon de Ana Obregón con  una mutación que las asemenjan a  Elsa Pataky, o  como la "Pe", (aquí ya no puedo introducir a una actriz que las represente  que me guste, será mi vena machista de la que no puedo desprenderme).  Es como ver una película de serie Z,  una parodia de novela de acción. Y sin embargo las devoro con fruición, como si yo fuera un zombie descerebrado y la novela un humano aun vivo.

Se que esta tendencia a lo cutre-libresco, provoca desconcierto en alguno de mis amigos, pero que me lo perdonan porque de vez en cuando les descubro alguna joya  literaria, y eso me redime de esta tendencia  a los bajos instintos. Así que, después de esta confesión, que es  un  secreto a voces de mi personalidad múltiple, no siento necesidad de disculparme.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Uno que se haya demorado mucho en leer: El quinto en discordia.


Hace ya tiempo que no he leído ninguno de esos libros que parecen eternizarse, en tiempo.  Hubo una época en la que me parecía casi pecado dejar un libro a medias, ahora  apenas acabo dos de cada cinco  que empiezo, por eso digamos que  esta opción me resulta difícil. 

Perrroooooo...  ahí esta  

Y pese a todo me encanto.  La mirada de ese personaje cascarrabias de enorme corazón, solitario y  estrafalario en su entorno. Amigo fiel,  confidente  de aquellos a los que quiere,  personaje siempre secundario,  pero imprescindible  en la vida de quienes le rodean. 

La novela es una autobiografía, en la que el protagonista,  Dunstan Ramsay, decide corregir ciertos errores  que de él se ha dicho. Con la perspectiva de la vejez, nos traslada a su infancia, y pasa revista a su vida con una mirada  irónica y  lúcida. Reconociendo sus errores, y los de quienes les rodean,  siendo siempre ese quinto en discordia que tan bien se define en su novela: personaje que permite que la rueda gire, que engrasa los engranajes de la maquinaria argumental para ensalzar  y salvar a los héroes, proteger a los desvalidos, mientras el llamativo protagonista libra su batalla, de los antagonistas de la historia. En el fondo en todos culebrones clásicos los papeles están repartidos y este quinto en discordia no puede faltar, siempre esta ahi, infatigable y  sereno. 

Pese a la lentitud con la que la leí, me gusto  el estilo y el ritmo, me sentí empatizar con el personaje, y volví al escritor cuando leí la segunda parte de esta trilogía Mantícora. Me gusto acompañar a Dustan en su viaje vital por caminos dificiles, haciendo  el bien con ese tono de amargado feliz, en sus amores, en la incomodidad de su papel de acompañante fiel del oportunista Boy Staunton, aunque se beneficiara de sus consejos financieros, y viviera a la sonbra de su fortuna y su exito social. 

El viejo profesor, pasa revista a su vida y encuentra su destino en una pequeña tragedia   de la infancia, que siente como desencadenante de toda vocación. Aquella piedra que esquivó, aquel niño prematuro, aquella mujer enloquecida por la tiranía de una religiosidad rígida y agobiante lo convertirá en hagiógrafo vocacional, ( curiosa   dedicación para un no católico de critica visión  religiosa), buscando la justificación de aquellos tres milagros. 

Impecable desarrollo narrativo, impecable ritmo, y una historia apasionante en la que apenas pasa más que unas vidas  si sobresaltos.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Uno que leyó de una sentada. Voces que susurran

Yo antes leía así , de una sentada. Pillaba un libro y no lo dejaba hasta que no lo acababa. El mundo se paraba, no había reloj, comía de bocata, y el libro me dominaba. Muchos libros han pasado así   a ser parte de mi.  Luego vino  otro tiempo y ahora leo mas despacio, y las sentadas ya no son lo que eran.

Sin embargo de vez en cuando echo de menos los viejos vicios y acudo a  alguno de los que seguro  no me dejará soltarlo. 

Eso me paso con  Voces que susurran de John  Connolly



La serie de Charlie Parker,  me resulta siempre relajante por la tensión que me crea su lectura, es como una descarga de adrenalina.  Hay que leerla en orden porque lo que Connolly ha creado es un universo en el que los personajes se pasean y nos van descubriendo aspectos de los personajes.  En el que se une lo típico de la  hard boiled y lo sobrenatural.  Dentro de las típicas novelas negras,  destacan por tener un prosa muy cuidada, con una metáforas surrealistas que le dan  una enorme calidad literaria y porque con frecuencia los personajes que acompañan al protagonistas toman el relevo para convertirse ellos mismos en el centro del argumento.

En esta entrega, nos encontramos con un Bird,  mas sereno,  con menos protagonismo tal vez. El argumento gira en torno a  los excombatientes de Irak y los saqueos del Museo Nacional de Bagdad y el tráfico de antigüedades, entre las que algo hay que despierta a los demonios.  Vuelve, pues  a  tener una fuerte presencia el elemento fantástico,  aunque esta vez sea de una forma menos comprometida para nuestro protagonista. Volvernos a encontrarnos con alguno de esos viejos conocidos inquietantes y terribles, hay menos presencia  de nuestros queridos Ángel y Louis. 

Creo que me ha parecido una novela más convencional pese a la fuerte presencia de lo sobrenatural, que se torna sólido y tangible,  pero echo de menos algo más  de literatura, de ese vuelo lírico que  asomaba justificando en una frase toda la violencia, todo el miedo, toda la desamparada soledad de un Charlie Parker ferozmente humano pese a todo lo que sabemos de él. 

La serie de Bird se lee de tirón a ser posible en un ambiente adecuado: de noche y en soledad, pero a falta de esto se puede leer en cualquier sitio: a pleno sol, en el autobus, mientras esperamos en la consulta del médico o en la peluqueria, ..  porque te atrapa sin remedio.




sábado, 5 de noviembre de 2011

El reto de los 30 Libros

Me gusta  la idea, siempre por detras de ellos dos: Andromeda y El Pirata: El reto de los 30 libros,
Me sumo a la propuesta, aunque siempre me cuesta elegir. Así que aqui os espero, a la vuelta de la esquina:
Hete aquí la propuesta a dibujar:

1. Uno que leyó de una sentada.
2. Uno que se haya demorado mucho en leer.
3. Uno que sea un placer culposo.
4. Uno que le gusta a todos menos a usted.
5. Uno de viajes.
6. Uno de un nobel.
7. Uno muy divertido.
8. Uno para leer por fragmentos.
9. Uno con una excelente versión cinematográfica.
10. Uno con una pésima versión cinematográfica.
11. Uno que lo haya motivado a visitar algún lugar.
12. Una biografía.
13. El primer libro que leyó en su vida.
14. Uno que haya odiado hace años y hoy admira.
15. Uno que haya amado hace años y del que hoy reniega.
16. Uno ruso que sí haya leído.
17. Uno de este año.
18. El que más veces ha leído.
19. Uno que lo haya sorprendido por bueno.
20. Uno que lo haya sorprendido por malo.
21. Uno de cuentos (no valen antologías).
22. Uno de poemas (no valen antologías).
23. Uno que le gustaría volver a leer en su vejez.
24. Uno que no le prestaría a nadie.
25. Uno para aprender a perder.
26. Uno que asocie con la música que le gusta.
27. Un libro que le regalaron y no le gustó.
28. Uno que lo haya asustado.
29. Uno que se haya robado.
30. Uno que pueda salvar vidas.



Pasen ustedes dos primero, yo les acompaño: