martes, 5 de abril de 2016

Los olvidados de Filipinas - Lorenzo Mediano



Los olvidados de Filipinas
Lorenzo Mediano
Editor: Zócalo; Edición: Primera (2001)
ISBN-10: 8488962290, 978-8488962294
ASIN: B00H3VENI4

1898: El imperio español se ha desmoronado y las tropas derrotadas regresan a la Península. Pero en Filipinas quedan miles de soldados prisioneros en la jungla, olvidados por su gobierno. Entre ellos, cinco oficiales y un soldado anarquista que tratan de alcanzar por sí mismos la libertad.
Aventuras, emboscadas, piratas joloanos, caníbales cortadores de cabezas, brujas del antig-antig, cargas de la caballería de los Estados Unidos, persecuciones, tesoros robados... Son incontables las peripecias en que se verán envueltos los seis protagonistas; hombres de acción que también son hombres que aman: a una princesa tagala, a una joven andaluza, a una esposa desesperada...
Hechos verídicos y apasionantes, novelados por el nieto de uno de los personajes; y como telón de fondo, la oculta traición del gobierno, mantenida en secreto hasta nuestros días.

La serie de RTVE El ministerio del Tiempo, tiene como mejor virtud el despertar la curiosidad sobre los momentos históricos que trata. Los dos últimos capítulos me han traído a la memoria el libro de Lorenzo Mediano Los olvidados de Filipinas.

Me lo vendió el autor en una Feria del libro de mi ciudad.  Me resulto irresistible el tono de biografía familiar del autor en forma de novela de aventuras de un episodio que había visto en una vieja película y una canción inolvidable. Era  un tema apenas tratado en las clases de historia y que cuando se hacia era más desde  el punto de  vista de  marco de referencia a una crisis cultural y social que acogió  a una de las generaciones literarias más brillantes de nuestra literatura, la Generación del 98. Pero poco estudiamos de aquellos hechos y de los hombres que fueron a luchar a escenarios que constituyeron nuestros Vietnams. Hombres humildes que no pudieron escapar al reclutamiento, militares que debían dirigir una guerra sin recursos  un ejercito  colonial en escenarios hostiles y paisajes ajenos, manipulados por políticos y olvidados, como son olvidados por la historia los perdedores de todas las guerras.

La novela de Lorenzo Mediano se basa en la historia real de su abuelo, uno de aquellos soldados que lucho contra la adversidad y tenerlo todo en contra en la Filipinas  de finales de XIX. Con ritmo de novela de aventuras nos presenta como vivieron aquellos soldados su guerra, tan distinta a la que se presentaba a la sociedad,  maquillada y triunfalista, y como ellos solos debieron sobrevivir sin ningún apoyo y con las manos vacias. La trama te atrapa sin darte cuenta, y aunque tiene un regusto de aventura de ficción,  las  peripecias de esos soldados abandonados a su suerte, tiene también esa base real de la documentación histórica que nos muestra la decadencia de una clase política manipuladora y soberbia que deja a los suyos en la estacada y se olvida de quienes la sustentan, porque son su carne de cañón. 

Sin recursos económicos ni humanos, a los gobernantes solo les interesaba una derrota rápida que les salvara el honor de haber combatido,  dando sus hombres todo por ese concepto que ahora nos suena desfasado y ridículo, al punto de que se convirtieron, tanto en Cuba como en Filipinas, en iconos de soldados y de honor militar, admirados por sus  mismos enemigos. Los mandos eran conscientes de sus carencias y de su fracaso inevitable, y se encuentran testimonio directos también de disciplina ante un futuro que no tenía ningún misterio para ellos, sabían que iban a ser  derrotados. Hay anécdotas que dan fe de la valía de estos hombres.

De su profesionalidad deja constancia la anécdota comentada por un   miembro del foro en el hilo de la novela que copio:

“Cuentan que se declaró una epidemia de no sé qué en un país tropical bajo protectorado francés y que estos preguntaron a los norteamericanos cómo habían solucionado una situación similar en Filipinas; estos respondieron que siguiendo paso a paso las normas que habían dejado escritas los médicos militares españoles.” (Fénix)

En la narración podemos distinguir la parte documental, en la que se intercalan fotografías y telegramas reales, y la parte de ficción, pura trama de acción que le da un tono de película al más puro estilo de aventura militar algo inverosímil, creo que es esa parte la que menos me ha llegado, pero es en todo caso una interesantísima historia que creo que como puro divertimento con una gran dosis de realidad, esa  si  muy aprovechable, es una buena lectura.

Tuvieron los dos episodios de las serie   menos acción  que la novela, pero si supieron guionistas y actores transmitir la  cabezonería y la desesperación  que debieron vivir aquellos hombres,  la soledad y las condiciones infrahumanas.  Así que sería una buena combinación la lectura de la  novela y el visionado de los dos  capítulos que tratan el cerco de Baler.