martes, 9 de diciembre de 2008

Una Golosina, Muriel Barbery


El protagonista , un critico gastronomico moribundo busca en su agonia el recuerdo de un sabor olvidado, pero que es la referencia de toda su vida.
Narrado de en sucesivos capitulos dedicados a monologos interiores construidos a base de recuerdos de diferentes personajes. El Maestro es uno de los vecinos del edifico de la Rue Grenelle, en la que se situó tambien La elegancia del erizo.
La comida, las bebidas, los platos que describe y asocia a su infancia, a su iniciacion en la gastromia, son descrita con evocaciones casi eroticas, con la misma sensualidad y emocion, ya se trate de un pincho moruno o de un sorbete de naranja.
Asi se describe a asi mismo: "Niño mimado, pude convertirme en un hombre sin piedad, gracias al amor de una arpía que finalmente, por su falta de ambición, se resignó a la dulzura"
El libro estas estructurado en capítulos que se alternan: un personaje que habla del protagonista desde su perspectiva, una evocación de su formación como crítico gastronómico, el recuerdo de un sabor.
Es de una sensualidad apabullante, no es solo el sentido del gusto, son todos los que participan en la memoria para reconstruir el sabor evocado, No son sabores o platos sofisticados sino elementales, despojados en principio de todo lo que disfrace su esencia. Bajo la personalidad barroca y sibarita del crítico gastronómico despiadado, hay una búsqueda de la esencia de los platos que describe, desde el tomate recién cogido del campo, al sushi que prepara un anciano chef japones.....Es como un artista de las sensaciones, un gran pintor que transmite con palabras. Intervienen todos los sentidos el gusto, el tacto de los alimentos, en la boca, el olor, el oído, la visión evocadora con matices insospechados. Transmite las sensaciones que le provoca el bocado antes, después y durante, descompone los aromas, ...En cuanto al protagonista cada personaje de una visión fragmentada y contradictoria. Por su parte evoca a las personas que han hecho de él lo que es, sin emotividad, sin embellecerlas, transmitiendo lo que de ellos capto, y lo que de ellos aprendió.
Hay una busqueda de los sabores elementales, la evocacion de estos, un anhelo de la simplicidad .... se pasea por cocinas muy diferente y hasta contradictorios
La parte de los personajes, ya sean estos familiares, amigos, mascotas o simplemente objetos, actuan de contrapunto a la sublimacion de los sentidos que hace gala en la gastronómica. Un artista que renuncia a todo en pro de su arte.

No hay comentarios: