martes, 23 de noviembre de 2010

Justificaciones sobre mi literatura y otros vicios




He sido siempre una lectora voraz, mis recuerdos infantiles están ligados a los libros  y los TBOs  ( me niego a llamarlos comics). Era una pasión absorvente y adictiva. Llegada la primera adolescencia, decidí que era hora de leer solo literatura seria , porque necesitaba educarme, con el correr del tiempo, y acabada la carrera quise retornar a la pasión mas pura a leer por gusto no conforme a un canon sacralizado por los estudiosos o los críticos, ahora leo lo que me da la gana.

Cada vez que tropiezo con algún libro  que no me encaja no tengo ningún prejuicio en abandonarlo, he decidió que  la vida es corta y que leer esos ladrillos me impiden disfrutar de mi  amor por la lectura.
Así que me he convertido en un lectora ecléctica, que disfruta de  un buen best seller ( pero aunque me guste la mortadela literaria , si la pido de  calidad extra, que una ya es un poco sibarita), y de la buena literatura de siempre, y asimilo mal los experimentos  mas radicales.

Mi adorado foro  me ha permitido conocer gente afín de la que me fió al instante cuando recomiendan algo, otra de las que huyo, se seguro que su recomendaciones me van a provocar indigestión y mala leche y también algún lector que finge leer,  y lo poco que lee ( siempre de mucho nivel), apenas lo digiere, ganas de aparentar y de relacionarse con sesudos lectores de intelectuales vestimentas.   

Asi que al final solo leo libros que me aporten   vibraciones positivas y  momentos de placer.

Es una postura ante  el vicio que confieso

1 comentario:

Andromeda dijo...

Suscribo lo dicho, Julia, últimamente he abandonado más libros de la cuenta, pero sigo con Los monederos.., que conste. :D
Beso.