miércoles, 23 de noviembre de 2011

El muñeco - Daphne du Maurier



Siempre he tenido asociados la literatura y el cine con Daphne du Maurier. Será porque mi primer contacto con esta magnifica escritora, fue a través de uno de mis directores de cine favoritos, ese genio que es Alfred Hitchcock. Hitchcoock y Du Maurier están en mi asociados a tres películas: Rebeca, Los pájaros y Jamaica Inn.  Es Rebeca la que mas huella me ha dejado, sin duda una de mis películas primero y novelas después, favoritas.No se cuantas veces he visto a  la frágil y perdida Joan Fontaine luchar con  la presencia omnívora de Rebeca,  acosada por la inquietante señora Danvers,  o soñando con el frío y apasionado señor De Winter.  


Pero pese a que la combinación de la elegante escritora inglesa y el  perverso y obeso director  de cine con pasión por las rubias frías y hermosas,   ( la misma escritora podría encarnar a una de las heroínas de sus películas),  es una combinación tan brillante,  Daphne du Maurier   no  puede resumirse en estas historias.



Fábulas de Albión, nos ha regalado un libro de relatos de juventud, ¡¡Y que libro!!.

El muñeco inicia la colección dedicada a " revelar las esquinas ocultas, desconocidas y oscuras de la literatura anglosajona" según declara el manifiesto de la nueva linea editorial de  Nevsky Prospects.
La edición tiene  un prólogo de Pilar Adón,  y la traducción es de Marian Womack. Viene precedido por una presentación de la autora de Miguel Cané.

Son 13 cuentos, más la indispensable introducción. Escritos que pertenecen a la primera obra de la autora para publicaciones ilustradas, alguno de ellos perdidos durante mucho tiempo, relatos pues novedosos y poco divulgados, para el lector contemporáneo. The doll escrito en 1928 era apenas conocido por referencias, y por fin recuperado para la edición  inglesa  por  Ann Wilmore admiradora de la escritora. Ann,  una librera de Fowey, pueblecito de Cornualles  lo descubrió en una colección de 1937 de historias rechazadas de varios autores, pero como nos describe Pilar Adón en la introducción no fue el único, también localizó  Viento del este, El Valle Feliz, Y sus cartas se volvieron más frías, y La lapa.  La recuperación de estos textos tan poco conocidos, en la amplia y popular produción de relatos cortos de la autora, hace que adquiera la categoria de novedad editorial esta pequeña joya.

El relato que da nombre a la colección, resulta perturbador,  y debió de serlo mucho más en el momento en el que fue concebido por una jovencísima escritora de 20 años.  Una pasión oscura  en un triángulo  extraño que nos deja una sensación  inquietante, cercana a la locura.

Pero El muñeco si bien es la novedad, mas  esperada,  por desconocido, y por la noticia que supuso hace unos meses su localización, es solo un cuento más.  La selección entera es realmente brillante. Lo primero que llama la atención en estos relatos es la madurez,  como nos transmite la visión de una sociedad  hipócrita, llena de convencionalismos, egoista y  encerrada en si misma, la incomunicación de la pareja, las falsas apariencias.  La mayoría de las protagonistas son mujeres y los hombres que aparecen tienen un punto de narcisismo femenino. Los personajes desfilan  dibujados con el trazo seguro y firme de  una creacion solida y madura:  el buen   religioso  de imagen cuidada y estudiada, que pone delante su  voluntad de medrar por encima de la conciencia moral, en la que ni siquiera piensa.  El seductor  que solo tiene como meta, el engaño de la candidez,  la perversion de la ingenuidad. La mujer insatisfecha que vive en una suerte de Arcadia feliz y que despierta a la pasión y al desastre con la invasión del hombre  "civilizados".  Parejas separadas por la incomunicación y  el derribo del telón de las apariencias.  Mujeres de mala vida, mujeres de alta sociedad, gigolos,  hombres egoístas hasta el en el amor. ...

Toda una galería de seres solitarios y melancólicos, que están destinados a fracasar. Dramas cotidianos magistralmente dibujados con la prosa justa, con el tono irónico de la mirada desencantada de quien  nada le sorprende y que esta hastiada de la sociedad convencional.  Pinceladas sueltas para dibujar atmósferas afixiantes. No son cuentos de terror, aunque en alguno de ellos se deslice lo sutilmente sobrenatural,  son miedos al fracaso, a la fatalidad. Son jugarretas del destino,  lo que hace de estas historias relatos inquietantes, porque en su cotidianidad podríamos ser nosotros los protagonistas o la fatalidad quien dirigiera nuestros pasos.


Simplemente un lujo.




3 comentarios:

Andromeda dijo...

Me encantó la reseña, Julia, no he leído a Daphne du Maurier pero las películas de Hitchcock me fascinan. Con esa reseña a quién no le apetecería leer esta colección de cuentos. Por cierto que la portada es una maravilla.
Besos.

P.D. Y yo que no puedo ni con una reseña a la semana...

Julia dijo...

Tu te las trabajas a conciencia, lo tuyo no son reseñas, son articulos en toda regla.

Es asombroso pensar que son cuentos de juventud. Hay un desencanto muy maduro de las relaciones personales, una visión tan fatalista y antirromántica de las relaciones de pareja, de la situación sórdida de la existencia, de la hipocresia social. Sientes que es una mirada desde la experiencia y el desengaño. Merece la pena de verdad.

lslsls dijo...

"De narcisismo femenino."

Eres un estúpido machista de mierda y para ti y quien piense como tú va lo siguiente.

¡¡¡SOIS UNOS DESGRACIADOS!!! ¡¡¡OJALÁ OS MURÁIS!!!

CUALQUIER RESPUESTA A ESTE COMENTARIO SERÁ SISTEMÁTICAMENTE BORRADA E IGNORADA.