lunes, 21 de noviembre de 2011

Uno que sea un placer culposo: Clive Cusler, o Clusler o Cussler o como se diga.


Cada vez  soy mas selectiva con lo que leo,  si añadimos  a ello la cantidad de libros  que dejo a medias, la verdad es pocos libros  tienen  conmigo oportunidad de llegarme del todo, (es que soy mujer de pasiones poco turbulentas), pero... de vez en cuando me apetece la pura  bazofia literaria. Soy así,  ¿ qué le voy a hacer?. No me conformo con las medias tintas, no,  ¡¡¡tiene que ser malo de verdad!!! de esos que página tras página, línea tras línea, tiene que tener  todos los clichés del mundo, todas los tópicos,  las exageraciones mas  exageradas, en lo que a personajes, acción,   tramas,  sexo,  aventuras...se refieren,  si no, no vale. 




Así que para mi es ideal Clive Cussler. La verdad es que no recuerdo más que vagamente alguno de los argumentos y suelo equivocarme al escribir su nombre.  Puedo leer el mismo libro  cuatro veces y sonarme a nuevo o  leer uno nuevo  y pensar que ya lo he leído, ¿que más da?, a mi nunca me han importado los spoilers y tengo en estos casos la memoria frágil. Creo que voy olvidando la trama a la misma velocidad que la leo. Pero me relaja, me lo ventilo de sentada en sentada, me rió. Me imagino a  sus protagonistas como una mezcla entre Torrente y Rambo con el físico de  Georges Clooney, ( me gusta su faceta de actor de comedia),  a las chicas sexis como un clon de Ana Obregón con  una mutación que las asemenjan a  Elsa Pataky, o  como la "Pe", (aquí ya no puedo introducir a una actriz que las represente  que me guste, será mi vena machista de la que no puedo desprenderme).  Es como ver una película de serie Z,  una parodia de novela de acción. Y sin embargo las devoro con fruición, como si yo fuera un zombie descerebrado y la novela un humano aun vivo.

Se que esta tendencia a lo cutre-libresco, provoca desconcierto en alguno de mis amigos, pero que me lo perdonan porque de vez en cuando les descubro alguna joya  literaria, y eso me redime de esta tendencia  a los bajos instintos. Así que, después de esta confesión, que es  un  secreto a voces de mi personalidad múltiple, no siento necesidad de disculparme.

8 comentarios:

Andromeda dijo...

Lo que me acabo de reír, Julia, me has hecho el día. :)
A mí también me gustan esos libros relajantes, como La tienda de los suicidas, ¿lo recuerdas? Una gozada.
Con otros no tengo tanta suerte porque las situaciones forzadas me desesperan. A ver si un día pruebo un poco más de esos bajos mundos literarios, me conformaré con que sean entretenidos y no pretenciosos.
¡Un abrazo!

Julia dijo...

Ni entretenidos ni na, malos, sin remedio. Cuanto más cutres mejor. XD.

Jorge Magano dijo...

Me he hecho ilusión y hasta cierta gracia que le dediques un post al maestro Cluse... perdón, Cussler. Pero protesto ante tus adjetivos calificativos despectivos. Cussler no es malo, ni sus libros son bazofia. Te estás confundiendo con esos otros autores (no diré nombres) que, queriendo escribir historias vacías, llenas de acción y arquetipos apolillados, hacen unos ladrillos que no hay quien se lea. Los libros de Cussler tienen acción, historias vacías y arquetipos apolillados, vale, pero son sumamente ágiles, entretenidos, divertidos y con unos protagonistas que ya forman parte de la leyenda. ¡He dicho!

Julia dijo...

Jorgito, si estoy de acuerdo, lo mejor que tiene es que no hay pretensiones de ningun tipo, que son lo que son. No hay distracciones. Por eso me gustan. Son mucho peores "los otros", los del quiero y no puedo.

Gabriel dijo...

Más literatura basura, pero esta vez de la de verdad, sin paños calientes. Julia, entre esto, los zombies y la novela romántica, más alguna cosilla posmoderna, te coronas como la reina del frikismo literario.

Mis respetos, por ser la lectora todoterreno y con criterio que eres.

Besos ;)

Julia dijo...

¡¡Quieto parado!!, que de romantica nada, ( al menos despues de probarla para poder criticarla con criterio). Es más, lo poco que la use me ha demostrado que soy incompatible. En lo demas si. XD

Lola dijo...

Ay, Julia. Qué gracia. XD
Ni idea de quien es ese Cusler, ni creo que vaya a averiguarlo pero me parece genial que hayas encontrado a un autor así, que te hace pasar ratos entretenidos.
Si consigue eso me parece estupendo que acudas de vez en cuando a él. Yo también lo haría.
Un beso.

Julia dijo...

Lola, ya sabes son ramalazos que me dan de vez en cuando, y que disfruto como cerdillo en cochiquera.