martes, 23 de abril de 2013

El joven Moriarty. El misterio del dodo - Sofía Rhei.


Autora: Sofía Rhei. 
Ilustraciones de Alfonso Rodríguez Barrera.
 208 pp., 
Theodosius ha regresado de uno de sus viajes por el mundo, y  ha traído un espécimen de lo más peculiar: un pájaro dodo, al que todo el mundo creía extinto. Lo malo es que el pobre bicho tiene muchos enemigos, casi tantos como invitados acuden a la suntuosa fiesta de recepción que el padre de James Moriarty celebra en honor del explorador. Puede que James Moriarty no sea el niño más sociable ni más agradable del mundo, pero cuando se empeña en algo, no se detiene ante nada. En este libro podréis conocer al pájaro dodo, al señor Darwin, a una institutriz que guarda secretos, a un pequeño asesino vestido de negro, a una baronesa con un ojo de cristal, a un gourmet capaz de comerse cualquier cosa, a una hechicera africana, a un aristócrata arruinado, a una actriz mentirosa, al escritor de Alicia en el país de las maravillas, a la propia Alicia, y a un caracol africano gigante. Un misterio lleno de humor y sorpresas para los amantes de la época victoriana, de los animales curiosos, del “Cluedo”, de los malvados por antonomasia, de los cameos de personajes históricos, y de los niños que no son malos... solo que los dibujaron asi

Me encantan este tipo de historias protagonizadas por niños-adolescentes atípicos. Esa mezcla de agilidad mental y suficiencia aderezado con un punto de mala leche y cinismo. El joven Moriarty, ese encantador niño insufrible, competitivo y elegantemente gamberro, es adorable, porque, pese a todo, jamás pierde ese punto de ingenuidad.
Desfilan por la novela una galería de personajes estilizados con una caricatura digna de Saki o Wodehouse, con ese típico humor negro y cínico, moviéndose en el entorno de un ambiente victoriano. El niño James se conoce bien a si mismo, a su no menos bellísima, elegante,cínica y manipuladora hermana Arabella y al buenazo de su amigo John Watson, y nos regala, con sus reflexiones al respecto, una visión irónica de su mundo y de el mismo apta para todos los públicos. En ese conocimiento, objetivo, en el que se autoanaliza virtudes y flaquezas, y apoyandose en su lógica aplastante, es donde su brillante inteligencia encuentra su mejor aliado.


En su forma de enfocar la vida, o mejor dicho su constante forma de tramar travesuras, conserva sin embargo una ingenuidad naïf que no es obstaculo para conseguir volver loco a todo el mundo para divertirse. Para él la vida es una continua competición con Arabella, en la que, por supuesto, las apuestas juegan, como en todo buen inglés un papel central, y en la que siempre el fin justifica los medios.
Sofía Rhei, ha conseguido de forma brillante, una novela de intriga auténticamente "british", logrando algo, para mi vital en estos relatos, la naturalidad. No renuncia a toques pintorescos, a los tópicos mas clásicos de este tipo de historias, pero consigue la frescura y la credibilidad de un relato de misterio dentro de más lograda tradición.
Pero aun  hay más. El misterio del dodo, es  a la vez uno de esos libros que llevan de la mano, tendiendo puentes a la imaginación y a la curiosidad,  a buscar más, a indagar en los ambientes, personajes, situaciones y referencias. ¿Qué será de ese joven y extraño niño Jack Reaper?, ¿y  se publicó la historia dedicada a esa Alicia adorable?, la única niña no solo capaz de competir con el brillante James,  ¡ademas le cae bien!, a él, que es a su tierna edad ya un misántropo empedernido. ... 
Me ha sorprendido la facilidad con la que la autora consigue caracterizar a los personajes, como con apenas un comentario al margen, define al padre  del protagonista, a los invitados, a los sirvientes. Como nos hace saber que uno es tartamudo, y no nos deja olvidar que la terrible institutriz es alemana. Es capaz de convertir los tópicos en aliados, sin que el lector los perciba como tales.

Los dibujos de Alfonso Rodríguez, añaden una patina clásica a la historia, consiguiendo dar al conjunto ese plus de tener entre las manos un libro bellísimo, bien editado, y que  además de ser una historia genial con la que no dejas caer la sonrisa, se convierte en un objeto de culto.
Es en definitiva un libro encantador, que transmite el amor por una edición mimada. Solo me queda dar las gracias a todos los que han hecho posible esta delicia de libro.