domingo, 17 de noviembre de 2013

El joven Moriary y la planta Carnívora - Sofía Rhei



 Autora: Sofía Rhei.
 Ilustraciones de Alfonso Rodríguez Barrera.
 Fábulas de Albión,
ISBN: 978-84-939379-7-3


Londres es una ciudad llena de maravillas y de misterios, especialmente para quien no deja de buscarse problemas allá donde va. Y eso que parecía que iban a ser unas vacaciones tranquilas... Sin embargo, nada más llegar, el pequeño James Moriarty y su irritante hermana Arabella se enfrentan a una peculiar competición para conseguir un jugoso pellizco de la herencia de su tía Charity. Y después hay un pequeño "accidente" en el Museo Británico, un niño que toca el violín sospechosamente bien, una araña gigante, un importante pintor que se convierte en cómplice, un edificio con un siniestro pasado, un inventor de incógnito, la planta carnívora más grande del mundo, un joven irlandés obsesionado con los colmillos, y una selva tropical en pleno Londres en la que nadie está a salvo.

Vuelve el joven Moriaty, tan vivaz, tan inteligente y listo como en la entrega anterior.
Si un personaje literario ha trascendido a su origen literario, ese es Sherlock Holmes, pero el brillante detective  del  Londres  victoriano  no sería  nadie sin un antagonista de su talla, y ese es James Moriarty.

Sofia Rhei nos desvela cómo va tomando conciencia de sí mismo y de su vocación el que será uno de los mayores villanos de la literatura de detectives y que, además, servirá de inspiración a los que vendrán tras él. Presenciaremos un ejercicio de autoanálisis que  nos descubrirá  debilidades y motivaciones que serán esenciales en la construcción del  mito de este archienemigo de los héroes literarios.

Algo tienen estos personajes malvadillos en la puerta de la adolescencia, que resultan tan divertidos y atractivos para  arrastrarnos a su mundo. La mente maquiavélica del joven Moriarty no descansa y, en esta segunda entrega, sus retos le llevarán por el paisaje urbano de una ciudad cosmopolita y volverá a interactuar con personajes reales de la época, (mejor no desvelar el misterio de quiénes serán para mayor deleite de los lectores). A ritmo de comedia de enredo, con ingenio y  humor, en compañía de su inseparable compañero de juegos, el buenazo de  Watson  y de su enemiga natural (con la que  tan bien se entiende sin hablar cuando las necesidades de los dos asi lo requiere), su hermana Arabella, desplegará su ingenio y su inteligencia vivaz, nos destapará sus tendencias naturales incipientes, se aprovechará de las debilidades ajenas saliendo triunfador o aprendiendo de sus errores. 

Escenarios y situaciones se suceden en guiños que llevaran al joven lector a un mundo del que, tirando del hilo, descubrirá hitos culturales, escritores, científicos, inventos y costumbres típicamente british, hasta diferentes concepciones de lo que la literatura es, sin que la sonrisa nos abandone. Y en toda esta historia, el genio precoz nunca dejará de ser un niño, con la lucidez de conocer sus propias flaquezas y virtudes, y también las de sus oponentes de forma objetiva. 



Es de destacar la habilidad con la que la autora nos transmite de nuevo las peculiaridades de los personajes, cómo con muy poquito es capaz de presentarnos y hacernos vivos a los protagonistas de las escenas. Sabremos antes de que nos lo digan los hechos, que estamos con la institutriz alemana, o con el simpático invitado francés (¿quién será?).  

Las ilustraciones son tan  acertadas como en la primera entrega, acompañan el texto ampliándolo en matices. 

Lo que más me gusta de El joven Moriarty y la planta carnívora, es que sea un libro inteligente, de esos que acompañan y abren mentes y curiosidades, de los que transmiten amor por el conocimiento y ganas de caminar  por las posibilidades que abre y que, dirigido a un público juvenil, gusta igual a los adultos que se acercan a él.

Y lo mejor de todo, el  final de la historia que nos hace esperar próximas entregas  con  ansiedad.

No hay comentarios: